miércoles, 22 de junio de 2005

Algo falla.

Iba paseando hoy cuando me he cruzado con unos chicos que jugaban al balón. Tendrían entre 13 y 16 años. Uno de ellos le ha preguntado a otro que si tenía un escaner. El otro le ha respondido que sí, que para qué lo quería. A lo cual el primero ha respondido que era para escanear las notas, porque le habían quedado "mazo insus".
Es todo lo que me ha dado tiempo a escuchar mientras pasaba de largo.
Os lo posteo como anécdota viva, como realidad palpable en las calles de nuestros barrios, para que meditéis un rato.
A mí lo primero que me dió por pensar fue en los padres, e inmediátamente después, que algo se les escapó de las manos.
No es un hecho de los que deban provocar risa. Si mi hijo fuese el precoz falsificador de boletines escolares pensaría muy seriamente en qué momento metí la pata, o en qué día fue cuando dejé de estar atento a lo que me rodeaba.

5 comentarios:

Ángel mutante dijo...

Te perdono la moralina y te beso la nuca.
Otro besito ácrata y falsificado en otra parte.
Chaooo.

fabiola dijo...

sientete orgulloso de la inventiva de esos chavales. Son unas ratas, pero estan ejercitando su creatividad y dotes informáticas. Y el mismo hecho de que falsifiquen sus boletines, implica el deseo de engañar a sus padres en pos del bienestar familiar. Son chicos optimistas. Habría que darles unos guantazos, pero con cariño.

noemi dijo...

Por mas que nos cuidemos, algo se nos escapará como padres.

SilentHades dijo...

Estoy de acuerdo con fabiola, es parte del desarrollo humano jejejej... ademas; no es tan grave... o si??'

unsologato dijo...

Siempre algo falla, hermano. Quizás el universo entero es un gigantesco error y para qué hablar del ser humano, la más maravillosa de las aberraciones.

Abrazo pesimista ma non troppo con sonrisa de Cheshire...

Related Posts with Thumbnails