viernes, 15 de julio de 2005

Trabajo.



Entre maniobra y maniobra van pasando las tórridas horas estivales. Este verano es achicharrador. Las peores horas son desde las 12 h. pm. hasta que salimos a las 18 h. pm.
El peor momento, sin duda, es despues de comer, a las 15 h. pm. Con la barriga llena, en pleno proceso de la digestión, tener que salir a la solanera es un suplicio.
Este verano no tengo vacaciones, pero no importa, siempre queda la piscina o alguna escapadita de un fin de semana a cualquier parte donde poder relajarse y evadirse de los menesteres diarios...

4 comentarios:

Dra. Kleine dijo...

E insisto, siempre es anelado para el cuerpo un relax, un viernes un silencio total...

Visitante mirona
Saludos!

Nina dijo...

Genial!!!! me encanta tu blog, un saludo desde ARGENTINA.

El caminante dijo...

Tranquilo ya somos dos,los que estamos al pie del cañon. En mi caso me toca hasta diciembre..

el_espectador dijo...

Siempre he dicho que hay trbajos donde se prostituye uno mas que una prostituta, si eso de prostituirse es vender el cuerpo y el alma, yo tambien me he prostituido durante un largo tiempom. A veces seria mejor que nos dieran directamente por el culo con un sueldo digno.

Related Posts with Thumbnails