jueves, 9 de noviembre de 2006

Sin techo.

A veces tiembla de frío mientras empuja su carrito lleno de recuerdos por las sucias calles de la ciudad, a las tantas de la noche, en busca de un rincón donde acurrucarse a dormir.
Su raído abrigo está lleno de remiendos mal cosidos, y el frío se cuela a su antojo por los deshilvanados rotos que, al azar, se distribuyen por el tejido.
Calza unas botas sucias de cremallera, sin cremalleras, sujetas con cordeles, de colores muy gastados, a la altura del tobillo.
Una de las botas, la izquierda, lleva despegada la suela por la parte delantera, y pareciera que la bota tuviese boca y a cada paso la abriera. La bota derecha parece nueva, salvo por el agujero que lleva en la suela.
Hoy, como muchas otras noches, seguramente no haya cenado nada.
Su estómago clamará al cielo un mendrugo de lo que sea, mientras las gastadas fuerzas de su mente lucharán para no escuchar el hambre que le retorcerá las entrañas con sus gritos desesperados.
Si logra sobrevivir ésta noche, mañana obtendrá como recompensa un benefactor desayuno caliente de las monjas del alberge. Sólo tendra que despertarse al alba y recorrer los tres kilómetros o cuatro que la separan de allí.
Empujará su carrito con las últimas reservas de fuerza que aun le queden en los escuálidos miembros que la sostienen, tomará su desayuno y regresará de nuevo a las calles, temporalmente reconfortada, para encararse a otro día más e intentar acabarlo con vida.
Tal vez mañana no la vea más por el barrio donde yo vivo y ella lentamente agoniza.
Dejará éste mundo sin hacer ruido, sin que nadie la heche de menos, sin que nadie, o casi nadie, note su ausencia.
Nunca sabrá que alguien escribió algo referente a ella y lo publicó en un blog...


Esta es una de esas descripciones que no deberían existir. Nadie debería ser testigo ni protagonista de tales sucesos. Pero están ahí mismo, no se pueden eludir los hechos y mirar hacia otro lado para no verlos. Eso sería negar la realidad.

¿Llegará un día algún político al poder con la cabeza bien amueblada y dispuesto a jugarse el pellejo por intentar arreglar éstas situaciones?
El tiempo responderá mi pregunta...

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails