miércoles, 31 de enero de 2007

Des-ahogo.

La vida, a veces, es hija de puta, tanto o más que los cabrones que así la hacen. El mundo está sembrado de ignorantes, envidiosos e incompetentes. Desechos humanos, sobras que nadie honrado quiere a su lado.
Estoy preocupado. Este mundo cada vez está más podrido y más deshumanizado. El puto dinero obsesiona a los, cada vez más, ignorantes pobladores de ésto que llamamos civilización.
Los políticos dan pena, de verdad, no hay quien los crea. Solo miran por ellos mismos, por que no les quiten poder, que, en definitiva, es lo único que quieren.
Los maestros cada vez son más ignorantes, los médicos más prepotentes, los policías más chulos, y los curas..., de los curas mejor ni hablo.
Esta sociedad está podrida y sucia. Ya no está uno a salvo ni en su casa.
La juventud se mata en grupo por las calles, los chorizos andan a su antojo sabedores de que las leyes están de su parte. Los jueces son sobornables, los inspectores de trabajo también. Los grandes empresarios se mean desde arriba en sus trabajadores mientras que los pequeños empresarios te roban las horas del jornal.
Cada día se trabaja más y se gana menos pero todo está mas caro.
Qué es lo que quieren, guerra, pues al final la van a tener. La sociedad estallará y ésto es tan cierto como que nos estamos cargando el planeta en el que mal-vivimos.
Algunos dirán que soy un puto pesimista. Que se jodan, pero es lo que hay. Dejo el optimismo para los gilipoyas y para los ricachones.

4 comentarios:

Juan dijo...

Comparto todo lo que dices excepto una cosa, dices que eres un pesimista y lo que yo creo es que eres muy optimista al pensar que esta sociedad alguna vez estallará. A esta sociedad lo único que le preocupa es saber en que se va a gastar el último euro que le quede.

Consumismo irracional = Modorra Nacional.
Y que no falte el fútbol ni el botellón.

Debret Viana dijo...

donde nos llevará el pataleo?

eu dijo...

Querido Juan, no serás tú uno de esos que digan que soy pesimista, pero haberlos "haylos". No serán ellos los que me dejen sus comentarios...
Yo no me considero pesimista, tampoco optimista, no soy de izquierdas ni de derechas, pero me gustan las cosas bien hechas. Digo lo que pienso basándome en lo que veo, en lo que siento y en lo que la experiencia me de-muestra.

El pataleo, debret, por sí solo, no ha de llevarnos a ninguna parte si no va acompañado de acciónes. El pataleo sirve para des-ahogarse uno un poquito.

Hipatia de Alejandría dijo...

Yo diría que eres realista.
Un saludo.

Related Posts with Thumbnails