miércoles, 4 de abril de 2007

Segundo aniversablog.

Veo el blog de un soñador, de un poeta enamorado del amor, de un bagabundo que ha encontrado su patria en el Mundo. Hola mundo, -gritan sus escritos-, he aquí el hombre, he aquí su alma al desnudo, he aquí un hombre que imagina y chismorrea sin tapujos lo que él es, lo que en él hay, lo que vislumbra del estrecho mundo por el que camina, lo que maquina, lo que sueña, lo que remeda, lo que le hace retozar, lo que le encumbra, lo que lo envilece, lo que le mueve, lo que le frena y lo que no consiente.
Mil veces es vencido y mil veces vence a la derrota; sencillamente no haciéndola suya, no haciéndola propia, pues la derrota es cosa bélica, más propia de los militares que de un alma soñadora.
De sus escritos manan errores y aciertos, realidades inventadas y sueños reales, ausencias vivas pertenecientes a los recuerdos y actualidades dormidas que harían bostezar a un muerto. Pero, en general, me gusta.
Hay mucho de tergiverso, y que el lector avispado, que sabe de que hablo, lo reinterprete a su manera, a la que él quiere que vean.
Es alto y claro el volumen silencioso que sus letras dibujan en la pantalla, no hay lugar a equivocaciones, sí a alguna pereza en corregir algunas palabras sueltas y dos o tres tíldes mal dispuestas.
Te avisa con carteles luminosos la mentira para que descubras la verdad que queda a la sombra, su verdad que está al alcance de cualquiera y, parece mentira, cuando la descubres dices "ah y va".
En fin, Ecce Homo: escaparate de un homo ludens que se divierte mientras teclea.
Salud para continuar durante dos años más.

Afectuosamente, Mórtimer.


No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails