miércoles, 20 de junio de 2007

Rescates in extremis.

En lo que va de obra ya hemos tenido que desalojar dos nidos de conejos. Es cruel arrojar a la calle, a un destino incierto, a esas pobres crías de apenas cuatro días. Pero así es la raza humana, que toma la tierra como si fuese suya y no tiene miramientos con lo que le obstaculiza.

A éstos los saqué yo, uno a uno, de la madriguera inmediatamente después de que otro la aplastase con su enorme bota de trabajo. Todos salieron ilesos. Se los llevó un patrulla de los municipales a la protectora de animales después de llamarlos por teléfono.

Estos fueron los primeros que descubrimos. También se los llevaron a la protectora de animales. Sobrevivieron todos al rescate menos uno que se dejaron por no verlo, por estar muy al fondo y cubierto con paja y pelo de la madre. Ese no sobrevivió.

4 comentarios:

Radikal dijo...

Pobrecillos...

Rafa MJ dijo...

{[(De entrada, perdona la ausencia de acentos y esas cosas. Te escribo desde un teclado extranjero)]}

Y que pensarian los conejos mientras los salvabas?:
-Pero bueno, quien es este? Oye! Que nos quiere coger!!
-Dejate, chico. No ves que este es el tipo del que tanto hablan las mariposas?


PD> los conejos viven en madrigueras, no en nidos!! jeje

Frank dijo...

la cruel naturaleza
hay un sentido en todo?
no - sólo la mano solitaria que ayuda
nada más

ZEN dijo...

Esos conejos vivían ahí antes, su hogar ha sido destruido y madre e hijos han sido separados. Por no pertecer a nuestra especie sus intereses han sido violados (especismo).

Related Posts with Thumbnails