Migración

Eumelvi blog se cambia a Wordpress, debido a la nueva política de privacidad de Google. Podeis seguir informandoos aquí: http://eumelvies.wordpress.com/ Perdón por las molestias. Gracias.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Mental diarrhea.

Muchas veces podemos pecar de groseros, pero hay que saber que a veces la mejor manera de decir algo es la linea recta, y lo que es grosería para unos, para otros es vehículo veloz que rompe la barrera de la hipocresía y los subterfugios.

Llamando a cada cosa por su nombre no debería haber lugar a equivocaciones. Las palabras sólo son palabras y por sí solas no pueden hacer mal a nadie. Desde el momento en que una palabra penetra por nuestros oídos tendríamos que ser responsables de ella, del bien que pueda causar y también del mal. Nosotros decidimos si reír o llorar cuando las palabras se nos cuelan delante. Además, está el dicho que se me acaba de ocurrir: 'No hay palabra obscena, si no mentes obtusas'.

Diarreas mentales las tenemos todos, en cualquier lugar, a cualquier hora; y el que diga lo contrario miente como un bellaco, como un político, como un cura, como una puta que con un cerdo baboso copula gimiendo el mayor orgasmo de su vida de puta.

Aquí se aprovecha todo, como del cerdo, y las diarreas mentales no son excepción. Aquí la muestra.

Decía Jesulín que la vida es como un toro y que hay que echarle un par de 'güevos', y yo digo, gastronómicamente hablando, que la vida es como una diarrea mental, porque la diarrea mental es la sal y la pimienta, el aliño con el cual el autor, yo, cual Ferran Adriá, condimenta los platos que otros han de comerse, guisando sin restricciones mentales, sin falsos convencionalismos, sin prejuicios de moral o de raza, para llegar a la esencia del sabor universal. A veces se consigue.

Y ocurre que no siempre de un guiso gusta el sabor a diferentes paladares, no está dotado el sabor de la facultad reptil de mudar el gusto, como si fuera la piel, para adaptarse a cada uno en particular; ni todos los paladares están hechos para algunos tipos de sabores, si no menudo éxito.

El sabor se adecua según el paladar del autor, que es el que guisa en el fogón, el que mezcla los ingredientes en unas determinadas proporciones que solamente él conoce, y muchas veces ni siquiera eso, porque con la casualidad y la causalidad hay que contar siempre, y con el principio de incertidumbre, y con el pie que primero toque el suelo al levantarse uno de la cama. El caso es que el producto final aparece en la mesa de los comensales cuando al cocinero le da en la nariz que el guiso está en su punto.

Luego hay que contar con los pejigueras quejicosos y darles 'una solución' para lo que no son, en el fondo, problemas. Si el guiso pica, hay agua para mitigarlo; si es muy salado, también hay agua para remediarlo; si demasiado espeso, más agua al caldero; si quema, ni que decir tiene, por supuesto, agua fría; si, por el contrario, está frío, indudablemente echaremos agua caliente; si de más de especias, el agua da buen resultado también para esto; si lo que sobra es agua, nos la beberemos para estar bien hidratados durante la comida. Vemos, de paso, lo valiosa que es el agua para todo; no la malgasten, cierren el grifo mientras se pegan puñaladas debajo del vientre.

Se intenta que todos salgan contentos del festín, por eso el menú es variado, rico en platos tradicionales, colmado de dulces y siempre hay un hueco para la innovación y el desarrollo, ahora se dice 'I más D', además de para las recetas exóticas o extranjeras. Y todo ello a un precio asequible, casi gratis, que gratis del todo no recuerdo ahora que se dé nada, ni siquiera un beso, que hasta de un beso siempre esperamos algo, aunque sea otro beso.

En fin, que la diarrea mental es fundamental para alegrar ésa vida tan seria, esa que se ríe de nosotros a cada paso, tras cada esquina que doblamos.

1 comentario:

Víctor González dijo...

Astuta forma de mezclar a Ferrán con las palabras, y esa salsilla més o menos espesa. Inteligente combinación que propone un ágil artículo.
Saludos.

Related Posts with Thumbnails