Migración

Eumelvi blog se cambia a Wordpress, debido a la nueva política de privacidad de Google. Podeis seguir informandoos aquí: http://eumelvies.wordpress.com/ Perdón por las molestias. Gracias.

martes, 7 de abril de 2009

Conciencia en Sol mayor rapeado.


Tu cabeza rezuma,
suda,
se satura,
sin estructura,
ni base,
ni lastre que amarre,
que agarre tus pies a la tierra.
Tus pies inquietos,
sedientos,
molestos,
corren por valles,
por lugares impersonales,
pidiendo aire,
vida y mares,
sosiego a gritos,
gimen, y dicen:
lo necesito.

Grita,
repite:
lo necesito,
como el pobre el anticipo,
como el pijo el logotipo,
como el líder el equipo,
como la fea un pito
grande y bonito.

No voy de prototipo,
ni pronostico,
no solicito,
mi tipo es contra el timo,
sin esfuerzo rimo, primo,
soy todo ritmo.
Para el aire soy el baile
que mueve y estremece
su cuerpo caliente,
ardiente...
Y tu indecente mente
sigue inconsciente,
condicionada,
a hostias domesticada.
Falta modestia,
falta grandeza,
para callar a la bestia
que ruge y amedrenta
que se sube a la chepa
asumiendo las riendas
de tu dormida consciencia.

Huye de laureles,
de fiestas y de pasteles,
de la peste que hiede en los cuarteles,
en los burdeles,
y de los bares grasientos
llenos de asientos
de cadáveres inquietos,
repletos de miedos,
de biografías rotas
con vino de bota,
con goles y pelotas,
con minotauros venidos a menos
sangrando sobre arenas de desiertos.

Busca el sol que luce solo,
tu mediodía,
misión divina,
la mejor medicina.
Culmina la osadía,
reventando de risa,
sin prisa,
con suavidad felina,
minina,
gatuna,
así es mi rima.

Nada me la suda,
me la pela todo,
sudando lloro,
hoy ya no pienso,
y encuentro sosiego,
y luces sin sombras
en espejos sin reflejos,
en tu rostro sin careta,
y veo tu alma
flacucha y con muletas...

Mis luces te ciegan,
porque me expando,
concentro el esfuerzo,
y me sumerjo,
y salgo volando,
cantando en verso,
rimando en sueños
que en prosa pienso.

Vive atento,
expulsando demonios
a diestro y siniestro,
aturdiendo tu ego,
sin sosiego.
Yo lo reviento,
y una y mil veces,
lo mando al infierno,
al carajo,
con las uñas lo rajo,
y me quedo más ancho que un sapo,
en mi charco,
en mi tiempo,
el presente,
puerto perenne,
siempre consciente.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails