Migración

Eumelvi blog se cambia a Wordpress, debido a la nueva política de privacidad de Google. Podeis seguir informandoos aquí: http://eumelvies.wordpress.com/ Perdón por las molestias. Gracias.

jueves, 11 de junio de 2009

Solo hay un mundo.


Abuelos que se mueren sólos en sus casas, hijos que sólo viven para ellos, niños abandonados por sus madres, bebés en contenedores de basura, analfabetismo, sacerdotes que violan a sus feligreses más jóvenes, padres que pegan a las madres, desempleados que trabajan, expertos en el paro por tener cincuenta y tantos, estafadores de millones, estafadores de barrio, vendedores de mierdas envueltas para regalo, marionetas sin vida propia, arrastrados, serpientes y vívoras, tertulianos basura, barriobajeras incultas, sinvergüenzas y maleantes, gente mala, enfermos de mente...

Todo ésto y más hay en nuestro primer mundo, lo mismo que en el tercero e igual que en el segundo.

El tercer mundo es sólo una ilusión, una virtualidad y además un eufemismo que se utiliza muy a menudo en tono peyorativo. El tercer mundo no está tan lejos como pensamos. Dentro de cada ciudad, dentro de cada pueblo o aldea hay siempre un tercer mundo. Cualquier vendedor de libros a domicilio podría corroborarlo. Pregunten tambien a los médicos o enfermeros que visitan a los enfermos en sus casas. La miseria, la pobreza extrema, no solamente está en África, o e la India, también está en Madrid, o en Toledo.
Muchas veces me tengo que reír, y posteriormente compadecerme, de los que se enorgullecen de vivir como reyes en un país del primer mundo, como éste mismo, como podría haber sido otro cualquiera, un país avanzado, capitalista, donde uno puede, si se lo propone, alcanzar el éxito. Y se da el caso que siempre el éxito de uno es la ruina de muchos. Recordemos lo que dijo Almeida Garret:
'Y yo pregunto a los economistas, si han calculado el número de individuos que es necesario condenar a la miseria, al trabajo desproporcionado, a la desmoralización, a la infancia, a la ignorancia crapulosa, a la desgracia invencible, a la penuria absoluta, para producir un rico'

Querer alcanzar el éxito, de cara a la galería, es destructivo, infructuoso. Más nos valdría pegarnos un tiro y terminar de una vez con todo. El suicidio de uno puede ser la vida de muchos, sobre todo si el que se pega el tiro es un rico avaro. Los ricos solo saben hacer dinero. No saben gastarlo, ni saben sobrevivir solos, sin gente que les haga y halague. No durarán mucho el día que una catástrofe nos asole. Ese día se verá que los que mas valor tienen son los que saben trabajar con sus manos, los que ahora son curritos, los subordinados, los últimos en la cadena, los que trabajaban duro para producir un rico, los que están en el tajo sufriendo y sacando adelante el país éste, el del primer mundo.



No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails