Migración

Eumelvi blog se cambia a Wordpress, debido a la nueva política de privacidad de Google. Podeis seguir informandoos aquí: http://eumelvies.wordpress.com/ Perdón por las molestias. Gracias.

domingo, 19 de julio de 2009

Cuando el calzado es cómodo, se olvida uno del pie.

Chu’i el delineante trazaba circunferencias más perfectas a pulso que con la ayuda de un compás. Sus dedos creaban formas espontáneas salidas de la nada. Mientras tanto, su mente permanecía libre y despreocupada por lo que hacía. No necesitaba aplicarse, su mente era perfectamente simple y no conocía obstáculos. Por ello, cuando el calzado es cómodo, se olvida uno del pie; cuando el cinturón es cómodo, se olvida uno de la cintura; y cuando el corazón está apaciguado, se olvida uno de “a favor” y “en contra”.

La cultura os mata, la cultura es una asesina, la cultura es un veneno lento, es un suicidio. Chuang Tzu y su viejo maestro, Lao Tse, están contra la cultura. Ellos están por la naturaleza, por la pura naturaleza. Los árboles están mejor que tú… incluso las aves, los peces en el río, también están en una posición mejor porque están más vivos, danzan al ritmo de la naturaleza. Te has olvidado totalmente de lo que es la naturaleza. La has condenado por completo. [...]

Cuando más culturizado y civilizado, más muerto. Si quieres ver hombres totalmente muertos y no obstante vivos, vete a ver a los monjes en los monasterios, vete a ver a los sacerdotes en las iglesias, vete a ver al Papa en el Vaticano. No están vivos: tienen tanto miedo a la vida, tanto miedo a la naturaleza, que la han suprimido por todas partes. Es como si ya estuviesen en sus tumbas. Se pueden pintar las tumbas, construir panteones de mármol, pero los hombres que las ocupan están muertos. [...]

Si se quiere destruir la naturaleza, se condena el sexo, se condena el amor y se crean conceptos morales alrededor de la vida. Esos conceptos morales por muy hermosos que puedan parecer, serán como tumbas de mármol, y vosotros estaréis en su interior. Puede que algún borracho piense que sepáis vivir pero cualquiera que sea consciente no considerará ni siquiera que estáis vivos. Vuestra moralidad es una especie de muerte; antes de que muerte os mate ya os mata la sociedad. [...]

Sé natural, y florecerás. Si te penetra esta comprensión, cada vez más profundamente, entonces todo esfuerzo deja de tener sentido. Dejarás de preocuparte constantemente por el futuro, y vivirás aquí y ahora… este momento lo es todo, este momento es eternidad. Y la budeidad ya es, porque ya eres un buda. Lo único que ocurre es que no le das ninguna oportunidad de que florezcan porque estás muy ocupado en tus propios proyectos. Una flor florece sin ningún esfuerzo porque la energía no se disipa en ningún proyecto; la flor no hace planes para el futuro, la flor está aquí y ahora: sé como una flor, sé como un pájaro, como un árbol, como un río, o como el océano, pero no seas como un hombre. Porque el hombre se ha equivocado en algún momento. [...]

Escucha cada una de sus palabras tan profundamente como puedas, porque tu mente creará barreras no permitiéndote escuchar. La mente es la sociedad en tu interior. La sociedad es muy astuta: no solo está fuera de ti, también ha penetrado en tu interior. Eso es la mente, y por eso todos los que saben están en contra de la mente y a favor de la naturaleza, porque la mente es una cosa artificial, implantada en cada uno de vosotros por la sociedad. [...]

Un ciempiés camina con cien patas. Una rana, que era un filósofo, vio al ciempiés, lo observó y empezó a preocuparse. Con lo difícil que ya resulta caminar con cuatro patas, y ese ciempiés lo hacía con cien: ¡es un milagro! ¿Cómo decidirá el ciempiés qué pata mover antes y cuál después, y cuál después de ésta? ¡Y así hasta cien! Así que la rana paró al ciempiés y le hizo una pregunta:
-Soy un filósofo y tú me dejas pasmado. Eso me ha provocado un problema que no puedo resolver. ¿Cómo caminas? ¿Cómo te las arreglas? ¡Parece algo imposible!
El ciempiés dijo:
-He andado toda mi vida pero nunca he pensado en ello. Ahora que lo dices, me lo pensaré y ya te contestaré.
El pensamiento entró por primera vez en la conciencia del ciempiés. En realidad, la rana tenía razón: ¿qué pierna tenía que moverse primero? El ciempiés se quedó allí durante unos cuantos minutos, sin poder moverse, trastabiló y cayó. Y le dijo a la rana:
-Por favor, no le hagas esa pregunta a ningún otro ciempiés. He caminado toda mi vida y nunca había sido un problema, y ahora me has matado. No puedo moverme. ¡Y tengo que mover cien patas! ¿Cómo me las arreglaré?.

La vida se mueve realizando un círculo perfecto… la vida se mueve de forma perfecta, no hay ningún problema. Chuang Tzu dice que Chu’i puede trazar circunferencias más perfectas a pulso que con un compás. Necesitas un compás porque no tienes confianza en la vida; necesitas morales, preceptos, principios, biblias, coranes, gitas, para dirigirte porque no tienes confianza en la fuerza interior. Así es tu vida. Y todas esas biblias, coranes y gitas han provocado la misma situación en vosotros que la rana creó en el ciempiés. [...]

Demasiados preceptos que seguir, demasiados principios por los que regirse, demasiados conceptos morales. Os habéis impuesto tantas cosas que vuestra vida interior no puede ser espontánea. Os habéis extraviado, no a causa de ninguna fuerza maléfica, sino a cuenta de los bienintencionados. No es un demonio el que os conduce hacia el error, son vuestros sacerdotes, vuestros líderes, esos a los que denomináis santos.

Fuente: http://www.oshogulaab.com/OSHO/TEXTOS/CUANDOELZAPATO.html

4 comentarios:

Frank H. dijo...

es que el hombre parece haber llegado de otro planeta - se siente extraño, superior, desligado del mundo natural que lo rodea.
el hombre está aquí para usar, explotar, adaptar, cambiar las cosas.
no para ser parte.

somos un animal muy raro.

Doritos Ad Challenge dijo...

esto esta super no habia oido nada como esto... me gustaria que pases por nuestro blog para que veas

Southmac dijo...

Me ha gustado. Se dicen unas cuantas verdades por aquí. Gracias.

eumelvi dijo...

Frank, lo entendiste amigo.
Abrazos.
South, cuanto tiempo..., me alegra saber que estás por aquí cerca. Vuelve.
Un abrazo.

Related Posts with Thumbnails