Migración

Eumelvi blog se cambia a Wordpress, debido a la nueva política de privacidad de Google. Podeis seguir informandoos aquí: http://eumelvies.wordpress.com/ Perdón por las molestias. Gracias.

martes, 27 de octubre de 2009

El control de las masas borreguiles.

Os dejo aquí algunas citas del libro "Los secretos del club Bielderberg", de Daniel Stulin, libro que recomiendo encarecidamente a todos aquellos que aún les quede alguna neurona en la cabeza. El libro se puede encontrar y descargar fácilmente, en formato PDF, de Internet, solo hay que buscar un poco.

«Conforme la civilización se vuelve más compleja, y conforme la necesidad de un gobierno invisible se hace más patente, se han inventado y desarrollado medios capaces de reglamentar la opinión pública.»
«Fue, por supuesto, el asombroso éxito de la propaganda durante la I Guerra Mundial lo que abrió los ojos a unas pocas personas inteligentes en todos los departamentos de la vida a las posibilidades que ofrecía manipular la mente del público... Somos gobernados, nuestras mentes son moldeadas, nuestros gustos conformados y nuestras ideas sugeridas en gran medida por personas de las que jamás hemos oído hablar. Sea cual sea la actitud que uno elija frente a esta condición, sigue siendo un hecho que casi todos los actos de nuestras vidas cotidianas, sea en la esfera de la política o de los negocios, sea en nuestra conducta social o en nuestro pensamiento ético, están dominados por un número relativamente pequeño de personas, por una fracción minúscula de los ciento veinte millones [la cantidad de ciudadanos norteamericanos en aquella época] que comprenden los procesos mentales y las pautas sociales de las masas. Son ellos los que manejan los hilos que controlan la mente del público, y son ellos quienes subyugan las antiguas fuerzas sociales y diseñan nuevas formas de maniatar y guiar al mundo».
Edward Bernays. Propaganda, 1928


"Conozco el secreto para hacer que el norteamericano medio crea lo que yo quiera. Me basta con controlar la televisión… Pones algo en televisión y se convierte en real. Si el mundo de afuera de la tele contradice las imágenes, la gente empieza a intentar cambiar el mundo para que se parezca a lo que ve por la televisión".
HAL BECKER, Features Group, entrevista concedida en 1981.


«La televisión supone un medio ideal para crear una cultura homogénea, una cultura de masas, a través de la cual se puede controlar y conformar la opinión pública de modo que todo el mundo en el país acabará pensando lo mismo».
Harley Schlanger, Who owns your culture?, Fidelio, vol XII, n.o 1, verano de 2003.

«Lo que vemos es lo que los encuestadores creen que debemos ver. A esto se le llama “creación de opinión pública”.»
John Coleman, ex agente del MI6. Conspirators’ Hierarchy: The Store of the Comitee of 300 (La jerarquía del conspirador: La historia del comité de los 300).

«La gente que defiende la verdad no es suprimida, sino que más bien se la hace parecer irrelevante».
HENRY MAKOW, autor de A Long Way to go for a Date.


«La gente está más que dispuesta a reducir problemas complejos a fórmulas simplistas, a formarse su opinión según lo que creen que opinan aquellos que están a su alrededor sin que la verdad entre apenas en sus consideraciones. La aparición de artículos y de reportajes en los medios confiere un aura de credibilidad a esas historias: si no fueran verdad, ¿por qué entonces iban a estar informando sobre ellas?».
Walter Lippmann.

Hal Becker, presidente de The Futures Group (un think tank privado, especializado en el uso de interfaces en manipulaciones psicológicas de altos cargos de empresas y líderes políticos) dijo en una entrevista en 1981 lo siguiente: «Estamos encaminados a una sociedad orwelliana, pero Orwell cometió un error en 1984. El Gran Hermano no necesita verte constantemente si tú le miras constantemente a él.»


La imagen visual tiende a desactivar las funciones nerviosas centrales asociadas con la razón humana, como el especialista en lavado de cerebro Fred Emery subrayó en Futures We Are In. La razón requiere un alto grado de disciplina, de concentración; las impresiones son mucho más fáciles. La razón echa al espectador atrás, le asalta, le exige que esté de acuerdo o disienta; la impresión puede envolverle, le invita sin plantearle ninguna exigencia intelectual ni ninguna demanda de energía mental. Puede recibir la impresión sin tener que pensar de un modo lineal y estructurado.


2 comentarios:

MARIOGDECONDICION dijo...

Excelente, creible,y para muchos justificable, he de ahí, el enorme interés del gobierno de mi país, de controlar todos los medios de comunicación.Me pongo en campaña para leer el libro...repito muchas gracias por tus aportes.

Eumelvi dijo...

De nada Mario, es un placer poder llevar algo de luz a mis semejantes.
Un fuerte abrazo.

Related Posts with Thumbnails