viernes, 27 de noviembre de 2009

Valor en alza. La consciencia está aumentando.

"Todos realizaréis proezas incluso mayores que las mías".

Hay que ir dejando de entrar en el juego, porque este juego es peligroso y no es un juego al que debamos jugar. Hay que decir a los creadores y mantenedores de este juego obsoleto que ya nos hemos cansado de bailar la música estridente que nos tocan, que ya no tenemos interés en saltar los obstáculos que a cada paso nos ponen, y que el tiempo de jugar a la inconsciencia ya se ha terminado.
Es ahora tiempo de pararnos en seco, y observar alrededor, de redescubrir la verdadera causa de nuestras miserias, para poder escapar de ellas, pasándolas por encima o dejándolas a un lado, así de simple. Y centrarnos en lo que nos rodea, en lo que nos une a los demás y a ésta tierra. Y como se verá, nada más mirar, es mucho más de lo que ahora nos separa.
Todo evoluciona, sin prisa pero sin pausa, y nosotros no vamos a ser menos. Nuestra consciencia de la vida, de las cosas y de las personas, ha ido evolucionando, sin ni tan siquiera percatarnos de ello -solo unos pocos se han dado cuenta hasta ahora-, y ahora ya es evidente cada vez para más personas, eso puede notarse, se palpa en el ambiente.
Nuestra consciencia nos reclama ahora más que nunca, ya que nunca había estado tan presente y tan al alcance de la mano. Ya se ha hecho madura y reclama que la cosechemos. Comamos del fruto del árbol todos a la vez, nadie ya nos lo puede prohibir con ningun cuento, ya no somos niños.
Cada vez más personas despiertas a su consciencia ven lo sencillo que es todo. Antes no veían -dicen- y ahora veo. Es entonces cuando comprenden el todo y pueden descifrar los enigmas, o pasar de ellos. Es entonces que el alumno está preparado y de golpe aparece el gran maestro ante sus ojos, dentro de sus ojos, porque él mismo, con su consciencia despierta, es el maestro.
Al entender y descifrar conscientemente el universo que nos rodea, la tarea de desmontarlo no supone un problema, tenemos el aliciente y la herramienta de las herramientas para adaptarlo a la manera y forma que tracemos, porque tenemos poder, mucho más poder del que estando inconscientes creíamos posible.
Tenemos poder, somos como magos todopoderosos, y ya no hay razón para no poder pensar que algun dia podamos llegar a ser dioses, si es que ya no lo somos, porque, como nos han dicho los mas conscientes desde el comienzo de esta inconsciencia, todas las partes forman parte de un todo, que todo es energía en movimiento, que el vacío que nos envuelve no está tan vacío, que hay lazos invisibles que nos unen unos a otros a la naturaleza y al universo y a la creación y todo es energía, y todo es dios; y dios está en todas partes, otra cosa sería imposible, impensable.
Por eso es que la persona consciente no ve bueno ni malo, izquierda o derecha, arriba o abajo -en un mundo ovalado-. Para él no hay pares opuestos, no hay división porque todo es uno y el es uno con el todo. Está por encima del bien y del mal. Zen a la vez que nietzschano.
La inconsciencia se refugia entre los opuestos, necesita crearlos para esconderse de la consciencia. Y hasta ahora la consciencia había sido indulgente, pero ha dicho que ya es suficiente. Y está derribando los muros que la inconsciencia levantó entre nosotros y la luz de la verdadera realidad. Por donde ella pasa van cayendo las barreras, los muros, las oscuridades. Y el coco malo sabe que ya no tiene refugio, que le queda poco, y por eso está nervioso, porque se ve en la calle, desnudo, como el rey del cuento, sin parapetos tras los que refugiarse de su vergüenza.
La inconsciencia agoniza, se ha envenenado ella misma, y morirá pataleando, llorando y gimiendo, impotente, una vez amputado el brazo que porta el cancer por una ley afilada en la piedra de la consciencia eterna.
Cada uno deberá juzgarse a sí mismo, es el precio que impone el derecho a consciencia, es el esfuerzo definitivo para que se produzca el cambio, y aquellos que no superen la prueba desesperarán, desaparecerán entre la luz, serán los nuevos locos de los manicomios, como hasta ahora lo han sido los que han defendido abiertamente la consciencia, la abolición del capitalismo, la igualdad universal, el final del hambre, un mundo sin ejércitos, la energía libre, el timo del calentamiento, el poder en la sombra, la vida en otros planetas, o los extraterrestres en la tierra.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails