Migración

Eumelvi blog se cambia a Wordpress, debido a la nueva política de privacidad de Google. Podeis seguir informandoos aquí: http://eumelvies.wordpress.com/ Perdón por las molestias. Gracias.

viernes, 22 de enero de 2010

Modelo Científico del Siglo XXI.

la nueva ciencia, llamada exociencia, avanza a pasos agigantados, echando por tierra todo aquello que lastra su ascension hacia las verdades que por uno u otros motivos nos han negado durante milenios. la nueva ciencia nos esta sacando de nuestros errores para enseñarnos caminos nuevos hacia nuevos mundos, mas alla de nuestra imaginacion, expandiendo nuestra mente y nuestra consciencia, nuestra limitada forma de relacionarnos con el medio en el que vivimos, atravesando los muros que ante si le han impuesto como si fueran de mantequilla. todo sera revelado, todo sera comprendido, todo sera compartido...

Reflexiones científicas: Cuestionando la ciencia Oficial. Parte I: La ciencia de la totalidad. Los principios singulares de la creación.
Fernando Narayana. StarViewerTeam Internacional 2010

La ciencia en su Totalidad: Una visión personal.

Mi visión para crear entre todos una ciencia de la Totalidad, Transcendental, Holistica, Exociencia o Ciencia Natural que abarque y relacione todos los fenómenos de la Creación con el fin de dar no solo satisfacción a nuestras inquietudes intelectuales en cuanto a la búsqueda de la verdad respecto de la naturaleza de la realidad de la Creación, es que esa Ciencia sea destinada y totalmente útil a la humanidad en su tránsito por este mundo, en el que camina penosamente porque no se la ha dado las «instrucciones de uso” que se la deberían haber dado, bien porque estas hayan sido intencionadamente bloqueadas para que nuestro tránsito sea penoso y en beneficio de otras entidades inteligentes, o bien porque esas instrucciones se nos hayan dado psíquica o instintivamente, pero hayamos perdido la capacidad de interpretarlas. Se trata, pues, de una ciencia al servicio de la humanidad en vez de una ciencia al servicio de intereses que con bastante frecuencia no son los de la humanidad sino los de un poder que tiene sometida a la humanidad, y del cual tengo poderosos argumentos para comprender que este es, a su vez, un sometido, consciente o inconsciente de ello, a un exopoder, no solo extraño a los intereses de la humanidad sino usufructuario de la misma. He de añadir que también es perceptible la existencia de un exopoder benéfico a la humanidad, por lo que esa ciencia de la Totalidad debe hacer lo lo posible para ser usufructuaria de sus conocimientos y posibles beneficios para la humanidad. Por cierto, sé de un escrito publicado en la Academia de Ciencias de la antigua Unión Soviética que tenía por título «Diálogos con la Mente Cósmica”; si alguien pudiera encontrarlo y traducirlo…

El como afrontar esta ambiciosa operación, creo que debe estar basada en dos planteamientos : por un lado sentar principios para una nueva ciencia y por otro lado tratar de comprender los errores habidos en la ciencia oficial y la forma en que esta ha sido dirigida hacia ellos, al mismo tiempo que se aprovechan los datos sueltos que nos puedan ser útiles, pues la cantidad de estos es verdaderamente ingente. Se podría decir que tenemos a nuestro servicio un gratuito y colosal laboratorio mundial de investigaciones científicas, repleto de muy poderosas inteligencias especializadas en todos los campos científicos cuyos hallazgos se publican en las correspondientes publicaciones. Nuestro trabajo sería el de extraer piezas sueltas de ese colosal almacén y poderlas ir uniendo en un todo coherente al servicio de esa nueva ciencia, porque de la misma manera que almacenar materiales de construcción no es construir un edificio, almacenar datos científicos no es construir el edificio de la ciencia.

Para llevar a cabo esa fascinante labor solo hace falta actuar con impecabilidad en el proceso de búsqueda de la verdad, lo cual es para mi el fundamento incondicional de todo aquello que se atreva a llamarse ciencia. Fundamental para la impecabilidad es no bloquearse por exceso de precaución ni abrirse demasiado por exceso de credulidad. Por otra parte, para actuar con impecabilidad es necesario otro factor fundamental y es ser libre. Para mi son intelectualmente libres aquellos que no temen llegar al fin de sus pensamientos y deducciones.

El origen de los errores de la ciencia no hay que buscarlo en formas insuficientes de analizar, sino en una subrepticia forma de actuar del Sistema. Es bien sabido por los buscadores de los fenómenos generados en la sociedad humana mundial que el Poder lo puede todo en todos los aspectos, porque está en todo, lo tiene todo y, si es preciso, arrasa con todo, porque ese tenerlo todo incluye también la falta de escrúpulos que sea necesaria. La definición mas aclaratoria del Sistema es que es a la vez el zorro y guardián del gallinero. Naturalmente, el verdadero Poder, el Poder oculto, siempre está disfrazado; no actúa nunca como tal Poder. Su fuerza reside, precisamente, en la ignorancia de su existencia por la masa. Así, pues, nunca actúa directamente; actúa a través de hilos que mueven marionetas que, en la mayoría de los casos, o no perciben quien está al extremo último de los hilos, o lo saben pero prefieren dejar las cosas como están. Lo que es visible y aparenta ser el Poder, no es mas que un empleado temporal del verdadero Poder.

Para mi la ciencia es la búsqueda de la verdad de los fenómenos de la naturaleza, mientras que la técnica, tecnología o ingeniería es la búsqueda de soluciones a problemas prácticos que se presentan a la humanidad y cuya motivación es meramente económica. La motivación de la ciencia no puede ser económica ya que es la búsqueda de la verdad por la verdad, y lo que esa búsqueda pueda después representar en el aspecto económico para la humanidad, no es el objetivo motivacional, ya que la ciencia es la búsqueda de la verdad por la verdad. La diferencia, pues, entre la ciencia y la técnica es parecida a la que pueda existir entre el humanitarista y el ágil o astuto comerciante.

En términos generales un científico es el que posee un título expedido por el Estado, pero la bata blanca solo hace científicos de título válidos para ocupar puestos de trabajo, pero en muchas ocasiones no lo son de vocación. Hay otros científicos vocacionales a los que no se les llama científicos, solo amantes de la ciencia, y estos si que lo son por vocación total. Hay campo de actuación para todos; unos calculan y otros no calculan pero piensan mucho y emplean datos de los que calculan, y en esto de pensar con paciencia y en profundidad la ciencia está muy necesitada. La humanidad ha dado grandes amantes de la ciencia que se han distinguido por su capacidad de pensar de forma independiente y muy valiosa, ya que su pensar no afecta a su puesto de trabajo. Goethe, el escritor, fue un maestro fundamental de pensadores de la ciencia; Gustave Le Bon, médico, fue la quinta esencia de la dedicación, precisión y apertura mental en la física; Velikovsky, médico, fue un adelantado y crítico en diversos aspectos de la ciencia con extraordinaria audiencia, y por eso fue muy criticado. Hay muchos ejemplos de eficientes colaboradores vocacionales. En realidad cientifico es aquel que trabaja con impecabilidad en el proceso de búsqueda de la verdad, y esto es algo con lo que se nace.

Si el inmenso potencial reunido de las mentes de los científicos actuase con plena libertad en la dirección natural de su deseo vocacional, generarían tales estructuras de conocimiento en la humanidad que anularían totalmente las posibilidades de existencia del citado Poder. Se le hace, pues, totalmente necesario a este, controlar o anular en gran medida ese potencial. Cuando surge alguna idea científica de gran poder aclaratorio, su interés se centra en disipar la posibilidad de que se convierta en un foco de atención, al tiempo que hace que la ciencia se vuelque en teorías que van a hacer a esta transitar por caminos espinosos, y ese continuo librarse de las espinas del camino mantienen altamente atareados a los científicos. Así se logran introducir hipótesis que pasan rápidamente a verdades supremas poco menos que intocables. Los contestatarios a estas terminan por ser olvidados o anulados de alguna forma, y las hipótesis citadas se implantan como las verdades fundamentales de una religión. Las sucesivas generaciones de científicos las aceptan como verdades intocables que ya han sido muy estudiadas, y no se les pasa por la imaginación analizar críticamente su veracidad, y si lo hicieran tendrían que cargar con el descrédito general respecto de su capacidad intelectual. Las cosas suceden exactamente igual que en el cuento de Andersen «El traje nuevo de Emperador”, que es el cuento mas importante escrito para personas mayores, ya que trata del problema de ser uno mismo, lo cual viene a ser la revolución pendiente de la humanidad. Yo, en este asunto, me siento identificado con el niño, y de esta forma es como voy a actuar con respecto a analizar los postulados básicos de la ciencia. Otras veces, lo que ya es sumamente normal, es enredar a la ciencia en temas sin interés alguno para la humanidad ni para los científicos, pero estos terminan siendo enredados, porque el Poder aparente es el que ordena y paga sus trabajos con el dinero de la sociedad. Esta es también una forma muy eficiente de que ese potencial científico no perjudique los intereses del Poder.

Por otra parte propongo un estudio nuevo de los fenómenos de la naturaleza en base a un estudio mediante frecuencias, ya que al ser estas el fundamento de la realidad permiten el estudio fácil de la misma, desde la naturaleza íntima de la materia hasta la naturaleza íntima de la enfermedad física y psíquica, así como de los viajes en el espacio y en el tiempo, como mostraré en su momento, y todo ello, además, con la posibilidad de enlazar en un todo coherente los fenómenos físicos de la materia, con los mentales y los espirituales.

Los principios singulares de la creación:

I. Principio de la Manifestación

Todo en el universo es manifestación en diferentes formas, o diferentes formas de manifestarse la información del programa de la creación del mismo.

II. Principio de la Transformacion

Todo lo existente está en un proceso de movimiento y cambio. Cada cosa tiene su ritmo en este proceso. Grandes diferencias de ritmo en este proceso puede hacer que sean imperceptibles los cambios en otros procesos con otros ritmos, y por ello podemos, erróneamente, declararlo inerte visto desde nuestro propio proceso.

III. Principio de la Alternancia

Todo en la Creación es vibración. Todo lo existente está sometido a ritmos o ciclos, los cuales son el elemento básico de su frecuencia de vibración.

IV. Principio de la Vida y la Finalidad

La vida es un plan o programa de actuación de una determinada unidad o estructura física. Toda actuación tiene una finalidad. La necesidad es el factor del programa que ayuda al cumplimiento de la finalidad, por lo que la necesidad es el motor de la vida y del movimiento de la manifestación. Los polos extremos de la necesidad conducen a finalizar la vida de una determinada estructura de vida.

V. Principio del Entorno Vital

Todo lo creado está adaptado a su entorno vital, al entorno en el que está programado que desarrolle su vida. La perturbación de ese entorno o la salida del mismo representa problemas para esa vida que, de acrecentarse, pueden suponer el fin de la manifestación de esa vida.

VI. Principio del Mantenimiento de la Vida

Lo que conocemos como mantenimiento de la vida está sometido a procesos de asimilación y desasimilación con el fin de mantener en su óptimo estado la unidad de esa estructura de vida. La perturbación de estos procesos conlleva problemas para la unidad de vida. El aumento continuo de la perturbación en alguno de estos dos procesos conduce a una situación crítica que supone la destrucción de esa unidad de vida.

VII. Principio del amor y la armonía

El amor, en términos universales e impersonales, es el gozo generado por la armonía del conjunto, en el cual cada una de las partes mantiene en todo momento su propia identidad. Toda estructura, física o psíquica, inerte (para nosotros) o viva, esta basada en este tipo de amor y en la búsqueda del mayor nivel del mismo. Puede haber amores basados en un gozo diferente a lo que humanamente concebimos como gozo. El bien y el mal no existe en términos absolutos, solo en términos relativos o en los términos, positivos o negativos, en que afectan a una determinada estructura de vida. La armonía, en un determinado grado, es la consecuencia de un estado de amor en un determinado grado para esa estructura de vida. No hay límites para el grado de amor y armonía que se puede conseguir.

La estructura molecular de la materia se halla en ese estado amor y armonía y hay indicios de que la estructura del cosmos podría hallarse en ese estado o busca ese estado.

VIII. Principio de la Desigualdad

La desigualdad es lo que pone en movimiento las cosas y los seres en la búsqueda del equilibrio. Si no hubiera desigualdad no habría movimiento, y si no hay movimiento, independientemente de que lo percibamos o no, no hay vida. El equilibrio perfecto hace imposible la vida. El equilibrio perfecto es la muerte. La muerte es el momento de tránsito hacia un nuevo desequilibrio cuyo fin es buscar el equilibrio. La desigualdad crea la frecuencia de alternancia de los ciclos y estos crean lo que llamamos la existencia. Todo en la manifestación es frecuencia de vibración en diferentes grados.

IX. Principio de la austeridad y la esplendidez

También puede llamarse principio de la máxima producción con el mínimo esfuerzo. La manifestación general más inmediata y perceptible, que conocemos como Naturaleza, no derrocha nada; todo lo aprovecha, todo lo recicla a fin de producir el máximo con el mínimo esfuerzo; por ello, a medida que las condiciones del entorno son más y más óptimas, la producción se hace mas y mas exuberante. La esplendidez de la exuberancia austera es el gozo de la Naturaleza. El único momento en el que la Naturaleza derrocha ( más bien el programa que rige la Naturaleza ) es al tratar de asegurarse la continuidad de la vida, ya que en esta circunstancia la austeridad en el gasto podría suponer un serio contratiempo para la continuidad de la Vida, y lo primero para ella es la continuidad de sí misma.

X. Principio de la Analogía

Existen múltiples universos análogos, cada uno con su propia frecuencia fundamental de vibración. La existencia de una unidad de vida en uno de estos universos, impide a esta la percepción de las manifestaciones en otros universos o universos paralelos. Los principios de un universo son análogos a los principios de los demás; por ello, lo que llamamos físico y tangible es análogo en principios, a lo que existe en el mundo metafísico o invisible.

XI. Principio de la Jerarquía Espiritual

La existencia de todas las estructuras y principios de vida está supeditada a la relación armónica de las partes con el Todo inmediato. En la estructura global de la creación lo espiritual es una organización de un orden, o grado superior en la estructura, al de una determinada manifestación. Lo que percibimos intelectualmente como el Todo en un determinado mundo o nivel de existencia, no es más que un eslabón que está unido a otros eslabones de la cadena de la Vida y de la manifestación en otros planos de existencia. Ello ocurre tanto a nivel visible como invisible. Desconocemos la naturaleza de la existencia y de la finalidad del último eslabón o eslabón origen de los demás. En términos generales, hasta ahora la manifestación del conocimiento de esa naturaleza es solo una creencia, puesto que no hay una posible demostración racionalmente perceptible. En términos particulares podría ser un hecho, ya que nos es imposible a los humanos hacer un análisis de las percepciones íntimas de otras estructuras de vida.

XII. Principio de la Vida y de las vidas

Lo que en nuestro plano de existencia llamamos vida, no es nuestra vida; es solamente una vida de la Vida. La única forma de mejorar nuestra vida es buscar el mayor nivel de armonía con la Vida. La vida no podría existir sin la Vida, pero tampoco la Vida existiría sin las vidas, al menos en este universo o plano de manifestación.

Fernando Narayana. StarViewerTeam Internacional 2010

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails